El neocolonialismo es el control indirecto que ejercen las antiguas potencias coloniales sobre sus antiguas colonias o, en sentido amplio, los Estados hegemónicos sobre los subdesarrollados. Estos países no disfrutan de una independencia plena, sino que están sometidos a los dictados culturales, políticos, lingüísticos y, especialmente, económicos, de otro.

El neocolonialismo es diferente al colonialismo, que se caracteriza por un control directo. Así, se emplea la fuerza militar para la ocupación del país y se establecen colonos procedentes de la metrópoli en el territorio sujeto a dominación. Un caso de neocolonialismo formal o efectivo sobre un territorio es el que ejerce el Reino de Marruecos sobre el antiguo Sahara Español.

CAUSAS

Tras la liberación política de las colonias se mantuvieron generalmente las antiguas estructuras económicas. La dependencia de las importaciones de la metrópolis, la concentración de la producción en ciertas materias primas para exportar a Europa y la carencia de los médios técnicos y del capital, y la conservación en ciertos casos de la propiedad de la industria en manos de colonizadores suponen la continuación del control económico sobre estos países.

La devaluación de las materias primas que exportan y la venta de bienes manufacturados de mayor valor añadido generan un déficit comercial nocivo para estos países. La deuda externa asumida por muchos países es también un factor relevante en el proceso.

REGIONES SUJETAS AL NEOCOLONIALISMO EN LA ACTUALIDAD

AFRICA

La independencia de las colonias europeas en África fue consecuencia de muchos factores, entre ellos el deseo de los pueblos africanos de independizarse, inspirados por la independencia de la India, y el resentimiento popular contra el racismo y la desigualdad. Pero, además, las dos nuevas potencias surgidas tras la Segunda Guerra Mundial, la URSS y Estados Unidos, no habían participado en el reparto de África y querían asegurar su influencia en la zona. Las dos superpotencias financiaron los intereses independentistas y a los nuevos Estados. Trataban así de relanzar su industria de armamento, extender su ideología y obtener el control económico de la región.

Para alimentar, educar y modernizar a sus masas, África tomó prestadas grandes cantidades de dinero de varios países, banqueros y compañías. Gran parte de este dinero fue despilfarrado por dictadores corruptos y no revirtió en el bienestar de los pueblos; además, la deuda mermó la independencia de los Estados africanos.

LATINOAMERICA

Muchos países latinoamericanos recurrieron durante la decada de los años setenta a créditos de bancos multinacionales, o empresas privadas de esos países se endeudaron y posteriormente su deuda privada se convirtió en deuda pública. Esto fue posible por la clase dirigente con intereses extra nacionales, o por gobiernos militares impuestos desde afuera, como en el denominado Operación Cóndor. A estos países les resultó muy difícil pagar la deuda externa y la potencias aprovecharon estas deudas para convertir tales países en sus neocolonias.

La política colonizadora nos obligó a cambiar, nuestros nombres, idioma, vestimentas, historia, tradiciones y nuestra filosofía COMUNITARIA. La pretensión neocolonial es que luego de tener el cerebro blanqueado, razonemos como seres acomplejados y entonces, producto de esta transformación optemos por la cultura retocada del neoliberalismo individualista, escogiendo la erudición de la guerra y de la muerte.

La extinción programada comprendió varias etapas y simplificando podemos distinguir: (1) El inicio de la esclavitud con la llegada de los altos y blancos que establecieron en forma oficial, la muerte de los pueblos originarios en las mitas, extrayendo para “exportar” el oro y la plata, llegando con este método a devastar la quinta parte de la población mundial de ese entonces, por el delito de insubordinación. (2) El llamado inicio de la “asimilación”, que fue ante todo la planificación de la desvinculación indígena de nuestros territorios, la usurpación posteriormente legalizada de nuestras comunidades, para que estas fueran desmanteladas y privatizadas por los “patriotas” de último minuto, quienes continuaron “prosperando” mediante el látigo y el pongeaje, que nos significo trabajar en nuestras tierras como “colonos”, ya que no estábamos preparados para poderlas trabajar como propietarios, dándose inicio de esta forma al apartheid republicano que calculó para 1878, la extinción de nuestras poblaciones. (3) Ahora que el movimiento nativo se organiza y avanza como fuerza comunitaria, somos vistos por las élites apátridas como un peligro manifiesto contra tranquilidad y las buenas costumbres de una presunta identidad mestiza que encubre una historia etnocida. El pensamiento colonial refleja su profunda influencia racista, en los centros de tendencia neocolonial autonomista, los oligarcas en su propósito separatista maniobran con todos los efectos psicológicos de una mentalidad formada para ser parte dependiente del imperio global.

Pero las estadísticas del último censo nos demuestran que sus políticas de exterminio y asimilación fueron un completo fracaso, porque ahora nos declaramos orgullosamente indígenas un 62,06% de la población, aunque en nuestros carnets y en los pasaportes diga, tipo (antes raza): corriente (antes mestiza). Por lo tanto los planes neocoloniales que buscaron la “extinción” de los aborígenes y de nuestra cultura FRACASARON, pese a tener que soportar que en nuestras aldeas se mueran 7000 niños indígenas antes de cumplir el primer mes de vida.

*¿Qué entiendes por Neocolonialismo?

*¿Consideras que el Neocolonialismo conlleva el atraso a países aún cuando los mismos posean riquezas naturales?

*¿Cuáles fueron las causas que permitieron el Colonialismo en la población de Latinoamérica?

*¿El neocolonialismo será factor desvinculante de las raíces culturales?

*Menciona las semejanzas y diferencias entre Colonialismo y Neocolonialismo

*Simón Bolívar El Libertador , en su célebre Manifiesto De Cartagena ¿ acaso predijo el Neocolonialismo.